Utthita significa extendido, y trikona triángulo.

Mediante esta asana extendemos las extremidades y el tronco formando varios triángulos, ayudándonos a comprender la alineación en las asanas.

 

 

 

CÓMO PRACTICARLA

Partiendo de la postura de la montaña o Tadasana, separa las piernas entre sí alrededor de un metro aproximadamente.

Gira el pie izquierdo en dirección al derecho. Gira el pie derecho hacia la derecha completamente.

Extiende los brazos lateralmente acercando los homóplatos entre sí, y mira que la línea de los brazos no supere la altura del hombro.

Expulsando el aire baja hacia la derecha el tronco, llevando las caderas hacia la izquierda.

Llevando la palma de la mano derecha al lado del talón. Otras opciones son colocar las yemas de los dedos en el suelo, en lugar de la palma completa, o ayudarte de un bloque de yoga para tener más altura hasta que llegues al suelo.

Alarga el tronco, abre el pecho y alargando el cuello dirige la mirada hacia la mano izquierda.

No comprimas el cuello ni las cervicales, y te duele, deja la mirada en dirección al frente.

Mantén la postura alrededor de treinta segundos y cambia de lado.

 

BENEFICIOS

 

Tonifica y flexibiliza la musculatura de piernas y tronco.

Alarga la columna creando espacio intervertebral.

Abre y fortalece las caderas.

Da fortaleza a rodillas y tobillos.

Contribuye a eliminar el dolor de espalda por la compresión de vértebras lumbares o acortamiento muscular en la zona baja de la espalda, en especial en los costados inferiores.

 

 

Om Shanti.