Uttan significa extendido.

Se trata de una versión de Uttanasana, donde extendiendo el tronco de forma pasiva, podemos utilizarla como postura de relajación.

 

 

CÓMO PRACTICARLA

Colócate de pie con ambos pies separados alrededor de 30-40 centímetros.

Abraza los codos con las manos, estirando el tronco y llevando los codos hacia atrás.

Inhala y exhalando alarga el tronco hacia delante mientras los bajas en dirección al suelo.

Mantén las piernas firmes y estiradas, relaja el tronco hacia abajo, pon atención en relajar cuello y cabeza.

Mantente de manera pasiva en esta postura, a excepción de las piernas que están firmes.

 

 

BENEFICIOS

 

Esta postura relaja el tronco y tiene beneficios a nivel de circulación e irrigación de sangre y oxígeno al cerebro.

Trabaja sobre las piernas, en especial en la musculatura posterior, sobre todo isquiotibiales, que normalmente suelen estar acortados, generando problemas en la zona baja de la espalda.

 

 

Om Shanti.