V rksa significa árbol, asana significa postura; la postura del árbol.

Vrksasana es una postura de equilibrio.

 

 

 

COMO PRACTICARLA

Partiendo de la postura de la montaña o Tadasana, fija firmemente el pie y pierna izquierda en la esterilla.

Abre el pie izquierdo llevando el peso sobre él de manera proporcional: fija la base del dedo gordo del pie y la del dedo meñique, el lateral izquierdo del talón y el lateral derecho, de manera que el peso en el pie recaiga de la misma manera repartido en estos cuatro lados.

Fortalece la pierna izquierda llevando la musculatura hacia el hueso, es decir, contrae la musculatura de la pierna y dirígela hacia arriba, fortaleciendo y estirando la pierna.

Eleva la pierna derecha colocando la planta del pie contra el interior del muslo izquierdo. Haz fuerza con el pie derecho contra el muslo contratio. Procura no desalinear las caderas.

Junta las palmas de las manos frente al corazón, de manera firme, una contra la otra, y elévalas por encima de la cabeza.

Estira los codos y acércalos entre sí.

Extiende los costados separando la pelvis del tronco.

Mantén la cabeza erguida y la mirada al frente.

Permanece en la postura respirando con normalidad.

Cambia y realiza la postura con la pierna derecha.

 

BENEFICIOS

 

Uno de los principales beneficios es que aumenta los niveles de concentración.

Mejora el equilibrio.

Es una postura vigorizante.

Fortalece los tobillos, pantorrillas, muslos y columna vertebral.

Favorece la rectificación de los pies planos.

Estimula la digestión, regula los riñones y mejora el estreñimiento.

Ayuda a abrir el pecho a la vez que favorece y fortalece la movilidad de los hombros.

Trabaja sobre las ingles y caderas, ampliando su rango de movimiento.

 

Om Shanti.